¿Qué hacer si tienes dolores musculares después de correr?

dolores musculares

En nuestro blog os hemos hablado en varias ocasiones de qué cómo calentar y de qué hacer si empiezas a sentir dolor mientras estas practicando deporte, pero en este artículo vamos a explicarte qué hacer si tienes dolores musculares después de correr.

Sentir dolor en los músculos después del ejercicio es lo que se conoce como “fiebre muscular” y de sebe al ejercicio excéntrico en los músculos, los cuales han aumentado la tensión muscular durante la extensión. Este dolor, que aparece a las 24-45 horas, se puede extender hasta varios días. Te suenan las agujetas, ¿no?

¿Y qué ha pasado? Has realizado un entrenamiento diferente al habitual y has aumentado la carga en las células musculares más débiles, por lo que el esfuerzo ha podido ocasionar micro roturas y, de ahí, su correspondiente dolor.

A continuación te damos algunas pautas para combatir ese dolor y poder, no solo hacer vida normal, sino también seguir entrando.

Recuperación activa

La recuperación activa es una de las partes más importantes para neutralizar el dolor muscular después de correr. Y es que si sigues activo incluso a pesar del dolor, ayudarás a mitigarlo, pero no se trata de seguir activo realizando la misma actividad y con la misma carga de esfuerzo, sino una más suave.

Si sientes dolor muscular después de correr, opta por hacer caminata ligera y ejercicios de cardio suave para relajar los músculos de tu tren inferior, y flexiones, yoga o remo de forma suave para reducir los dolores del tren superior. Gracias a esta recuperación activa podrás eliminar la rigidez muscular y estimularás el flujo sanguíneo hacia los músculos, lo que reducirá el dolor.

Cuida tu cuerpo con descanso y masajes

Durante el tiempo que nuestros músculos están doloridos y nos dificulta practicar deporte, nuestro cuerpo nos está pidiendo descanso y reposo y es importante que entiendas sus señales. Puedes tomar baños de agua caliente de 10 a 20 minutos de duración con sal de Epsom, un componente formado por sulfato de magnesio que ayuda a prevenir la hinchazón abdominal. Sin embargo, no es necesario que paralices por completo tu rutina, sino que es compatible con la práctica de recuperación activa.

Por otra parte, los masajes te ayudarán a relajar la tensión muscular. Después de una sesión fuerte, un masaje adecuado de unos 20 minutos de duración ayuda a reducir el dolor, por lo que es recomendable que lo incorpores a tu rutina, igual que los estiramientos de final de cada sesión.

Tratamientos de calor y frío

Si aplicas hielos durante los dos primeros días después de una práctica dura o más intensa de lo habitual, por períodos de 15 a 30 minutos, te ayudará a reducir la inflamación sobre los músculos doloridos, o sobre aquellos que consideras que has ejercido un esfuerzo mayor. Eso sí, recuerda que el hielo es abrasivo y que nunca debes fijarlo directamente sobre tu piel.

También puedes acelerar tu recuperación intercalando tratamientos de frío con calor, ya que está combinación aumentará el flujo sanguíneo hacia tus músculos.

Para terminar, piensa que por muchas medidas que tomemos para no sufrir dolor muscular, como es llevar a cabo un correcto calentamiento antes de una sesión de running y deporte, es muy probable que sientas ciertas dolencias después de realizar una rutina más fuerte o diferente a la habitual a la que tus músculos aún no están acostumbrados.

Ese dolor, que es producido por pequeños desgarros de las fibras musculares, pero también por las toxinas que se van acumulando en el organismo, puede llegar a ser muy intenso. Aprender a distinguir el dolor residual del dolor por lesión es muy importante para saber qué tratamiento debemos llevar a cabo para facilitar y acelerar su recuperación.

En caso de sufrir una lesión y de sentir dolor en las rodillas durante tiempo prolongado, en Farmacia Bolos encontraras el mejor ácido hialurónico para combatir el dolor y poder seguir practicando deporte sin perjudicar tus objetivos.

by Jordi Bolós

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *