Lesiones más comunes de los corredores

lesiones running

Muchas personas aficionadas al running se preguntan a menudo cuáles son las lesiones más comunes de los corredores, para así saber identificarlas a tiempo y tratarlas, aunque lo ideal es prevenirlas no siempre tenemos la suerte de evitar alguna lesión.

En este caso, queremos enumerar algunas de las lesiones más frecuentes en personas que corren a menudo, es decir, practican running. No todas las lesiones son iguales y no aparecen del mismo modo. Un golpe fuerte fruto de una caída o un tobillo torcido no se equipara a una lesión de rodillas o de espalda fruto del desgaste del entrenamiento continuo.

Por eso, conviene saber a qué nos enfrentamos para evitar dañar nuestro cuerpo o someterlo a un entrenamiento intensivo cuyo resultado sea una lesión mucho más peligrosa que lo que pensamos. Veamos las lesiones más comunes de los corredores:

 

Tirón muscular

Sin duda, la lesión que más se repite en corredores. Se trata de un pequeño desgarro en el músculo causado por sobre estiramiento del mismo músculo o por realizar un gran esfuerzo sin un calentamiento previo.

En casos de tirón muscular, lo mejor es mantener reposo hasta que el músculo vuelva a la normalidad.

 

Esguince de tobillo

Esta es una lesión frecuente en la mayoría de deportes donde tienen protagonismo las extremidades inferiores. Pero esta lesión es más seria que un desgarro muscular, ya que cuando se produce un esguince de tobillo se desgarran los ligamentos que protegen al tobillo y le ayudan a rotar en los movimientos.

En un primer momento, se recomienda aplicar hielo en la zona pero aún así se debe visitar a un médico para que valore la magnitud de la lesión.

 

Fascitis plantar

Esta es una de las lesiones más incómodas para los corredores porque se trata de una inflamación en la planta del pie que recorre desde el talón hasta los dedos. En este punto, influye el arco del pie de la persona ya que si es más alto se es más propenso a padecer fascitis plantar. Igualmente, si de repente entrenamos en distancias largas también corremos el riesgo de caer en la lesión.

Se recomienda aplicar hielo en la planta del pie, reposar algunos días y, sobre todo, calentar muy bien.

 

Rodilla de corredor

Se trata de una de las lesiones más peligrosas en los corredores ya que es fruto del desgaste constante en el cartílago de la rodilla. Se manifiesta con dolor en la zona cuando se empieza a correr y conviene visitar a un especialista médico en caso de duda para que valore la seriedad de la lesión.

Igualmente, el uso de unos zapatos adecuados, buenos estiramientos y una rutina inteligente de calentamiento reduce las posibilidades de padecer este tipo de lesiones.

by Jordi Bolós

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *