Epicondilitis: causas, síntomas y tratamiento

codo tenista epicondilitis

La epicondilitis es un dolor en el codo causado por un daño en los tendones de los músculos del antebrazo que se adhieren al epicóndilo. Esta condición aparece como resultado de gestos dañinos del brazo y la mano, repetidos e intensivos. Es parte de los trastornos musculoesqueléticos de la extremidad superior.

El dolor de la epicondilitis puede tener diferentes orígenes: micro-desgarros de tendones, pequeñas lesiones en su inserción en el hueso, etc. Ocurre después de una tensión significativa y/o repetida del brazo.

Síntomas de la epicondilitis

La epicondilitis puede ocurrir repentinamente, poco después de comenzar un nuevo ejercicio o trabajo, por ejemplo, o gradualmente, después de varios años del mismo ejercicio. Por lo general, solo alcanza un brazo, generalmente el que está funcionando (el brazo dominante).

El codo se vuelve doloroso: el epicóndilo comienza a volverse sensible al tacto, y luego el dolor aparece al menor contacto. El dolor se extiende hacia la cara externa del codo y antebrazo.

El dolor del codo reaparece cuando la persona:

  • Repite el gesto que causó la epicondilitis;
  • Desdobla el brazo;
  • Agarra objetos con los brazos extendidos.
  • Gira el brazo, por ejemplo, para abrir una puerta.

Causas de la epicondilitis

Actividades profesionales

El trabajo es el principal factor de riesgo para la epicondilitis. Algunas de las tareas que más frecuentemente causan epicondilitis son:

  • Movimientos de apriete de un mango (martillo, herramienta …) en trabajos duro.
  • Rotaciones simultáneas del antebrazo y flexión de la muñeca.
  • Movimientos de la mano para golpear objetos.

Algunos elementos agravan las lesiones tendinosas, como la repetición de gestos nocivos, la ausencia de descanso o tiempo de recuperación, el trabajo en frío o la exposición a vibraciones continuas.

Actividades deportivas o de ocio

La práctica del tenis es responsable del 5 al 10% de la epicondilitis llamada “codo de tenista”. Puede ser causada por:

  • Sostener vigorosamente la raqueta, apretando el puño.
  • Rotaciones frecuentes del antebrazo (hacia adentro o hacia afuera) con flexiones repetidas de la muñeca,
    gestos bruscos.
  • El bricolaje también puede ser la causa de esta dolencia.

Tratamiento de la epicondilitis

Tratamiento medico

Primero, el uso de analgésicos y antiinflamatorios, combinado con la rehabilitación adecuada, puede aliviar el dolor. Además, se puede proponer una órtesis, para llevar por la noche y contribuir a la mejoría.

Inyección de concentrado de plaquetas y de ácido hialurónico

En algunos casos, dependiendo de las características de la tendinopatía, la inyección de concentrado de plaquetas producirá un resultado favorable dentro de las 8 semanas de la inyección.

Además, en muchas ocasiones los productos de ácido hialurónico inyectable que mejoran los síntomas de estas patologías y contribuyen a la recuperación de estas articulaciones. 

by Jordi Bolós

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *