¿Qué es la artrosis?

que es la artrosis

La artrosis es una enfermedad degenerativa producida por el desgaste del cartílago y del tejido amortiguador que protege los extremos de los huesos y el movimiento de las articulaciones. Aunque se trata de una enfermedad reumática propia de personas de edad avanzada, lo cierto es que cada vez está más presente en personas jóvenes. En concreto, el 16% de la población mayor de 20 años ya padece artrosis en la rodilla, en la mano y en la columna. A pesar de estas cifras, ¿qué esconde esta enfermedad? ¿Cuál es su relevancia?

 

¿Cómo actúa la artrosis?

La artrosis es una enfermedad que provoca dolor en quien la padece, ya que se produce una inflamación que impide realizar con normalidad buena parte de nuestras acciones y movimientos cotidianos; como por ejemplo, abrir y cerrar la mano, subir las escaleras, caminar o hacer cualquier tipo de deporte.

El deterioro del cartílago articular provoca que los huesos se desgasten de manera paulatina, lo que tiene como consecuencia un incremento progresivo del dolor. Conforme el cartílago desaparece, el hueso reacciona y crece por los lados deformando la articulación.

¿Por qué aparece la artrosis?definición artrosis

Entre los principales síntomas de la aparición de esta enfermedad podemos encontrar:

La edad. A medida que pasan los años, su incidencia es mayor. En concreto, aumenta de forma exponencial a partir de los 50 años.

El sexo. Por debajo de los 55 años, la artrosis está presente de forma similar tanto en hombres como en mujeres, pero pasada esa edad, son ellas quién más lo padecen.

La genética. Nuestra herencia genética también cumple un papel predominante, ya que también puede ser una enfermedad hereditaria.

La actividad laboral. Ciertas profesiones que implican la repetición de movimientos articulares (camareros, peluqueros, albañiles, etc.) pueden desarrollar a largo plazo una sobrecarga articular que desemboque en artrosis.

Actividad física. Los deportistas también están expuestos a sufrir de forma acelerada esta sobrecarga articular; especialmente en la práctica profesional y de élite.

Menopausia. Uno de los factores de riesgo para su desarrollo es la disminución en los niveles de estrógeno que acompaña a la menopausia.

Obesidad. Aunque no es causa de su desarrollo, el sobrepeso si agrava la artrosis sufrida en las rodillas.

Traumatismos. Las lesiones y fracturas que sufran nuestros huesos pueden ser un factor desencadenante de su aparición.

El ácido hialurónico como tratamiento de la artrosis

El tratamiento de ácido hialurónico inyectable ha demostrado su eficacia en la mayoría de los casos de artrosis y es el único tratamiento que en la actualidad ha conseguido mejoras notables en los pacientes. No es de extrañar teniendo en cuenta que su compuesto nutre al tejido y lubrica la articulación, lo que evita posibles colisiones.

Además, la aplicación de ácido hialurónico inyectable no necesita cirugía, sino que su tratamiento consiste en una o tres inyecciones (si son 3 por semana). Las mejoras son notables en un corto plazo de tiempo y bastan 12 meses para que el médico pueda determinar el éxito de las inyecciones o si es necesario volver a aplicarlas en un futuro.

by Jordi Bolós