Tratamiento de artritis de rodilla con ácido hialurónico

Muchos corredores presentan dolores en la rodilla a causa de la artritis. Esta es una enfermedad que inflama los tejidos de las articulaciones y limita la libertad de movimientos, al igual que causa dolor. Frente a esa situación, el tratamiento con ácido hialurónico consigue frenar los síntomas de esta enfermedad, especialmente en la rodilla, ligamentos y meniscos.

curar artrosis de rodilla

¿Qué es el ácido hialurónico?

El cuerpo humano contiene 15 gramos de ácido hialurónico, que es una sustancia viscosa compuesta por moléculas de gran tamaño. Además de estar presente en nuestra piel y en nuestros ojos, también constituye el principal componente del líquido sinovial de las articulaciones, donde act
úa como el lubricante y el amortiguador que nos permite acciones como correr o saltar.

El desgaste óseo y de las articulaciones, la edad, el sobrepeso, la falta de actividad física y los defectos hereditarios son algunos de los síntomas que pueden alertarnos de que estamos ante un caso de artritis reumatoide.

Las articulaciones con artritis presentan una cantidad reducida de este componente. En este sentido, el tratamiento de artritis con inyecciones de ácido hialurónico en la articulación pueda compensar estas pérdidas y restaurar las propiedades viscoelásticas del líquido sinovial.

El glucosaminoglicano sintético, más conocido como ácido hialurónico, lubrica y rellena en las articulaciones mediante la inyección intraarticular.  Estas infiltraciones en rodilla normalizan la mezcla del líquido sinovial que cubre la articulación afectada y de esta manera se aligera la sobrecarga de la zona dañada, se posibilitan los movimientos sin fricción y se disminuye tanto el dolor como la inflamación.

El ácido hialurónico inyectable consiste en la suministración de varias inyecciones  que el médico aplica al paciente y éste empieza a sentir las mejoras en un corto plazo de tiempo. Al cabo de unos 12 meses el médico deberá valorar si el tratamiento ha funcionado realmente y si será necesario proceder en un futuro con más inyecciones.

¿Cuáles son los efectos del tratamiento con ácido hialurónico?

artrosis de rodillaAunque el tratamiento puede presentar leves efectos secundarios, como rojeces, durezas o hematomas sobre la zona tratada, estos desaparecerán en un plazo de 24 a 72 horas. Por su parte, los efectos de la inyección empiezan a notarse en un plazo de 24 horas y sus beneficios son extensibles hasta pasados los 6 meses; un periodo de tiempo en el que la rodilla del corredor dejará de doler, o lo hará con bastante menos intensidad.

Son muchos los factores que nos pueden conducir a desarrollar o empeorar esta enfermedad degenerativa que daña nuestro bienestar corporal; por eso es muy importante ser consciente de ella y conocer qué tratamientos tenemos a nuestro alcance para paliar sus efectos.

El ácido hialurónico no cura la artrosis y no restaura el cartílago dañado, pero mejora la lubricación de la rodilla y su capacidad de amortiguación. Por tanto, debe seguir manteniéndose un control sobre el peso, llevar una alimentación adecuada y no someterse a actividad física agresiva. Esta será la mejor combinación para mitigar, e incluso hacer desaparecer, el dolor en la rodilla o en otras articulaciones que impide al corredor desempeñar su actividad con normalidad.

by Jordi Bolós