¿Problemas articulares? Prueba una dieta rica en ácido hialurónico

dieta rica en ácido hialurónico

El síndrome de la cintilla iliotibial, las lesiones de menisco, la condropatía rotuliana, dolores después de correr y, en definitiva, cualquier problema articular puede hacernos perder calidad de vida.

Más de una vez hemos hablado en este blog sobre diferentes problemas articulares y sus principales remedios para combatirlos. Siempre hacemos hincapié en la necesidad de cuidarse y protegerse, especialmente realizando estiramientos y calentando antes de ejercer cualquier actividad física.

El uso de complementos alimenticios o inyecciones de ácido hialurónico también conviene para reducir las molestias, sin embargo es cierto que llevar una dieta rica en ácido hialurónico contribuye a alejar el dolor y evitar el agravamiento de las lesiones y problemas de nuestras articulaciones.

Alimentos ricos en ácido hialurónico

En artículos anteriores ya hemos analizado las propiedades del ácido hialurónico para reducir la rigidez de las articulaciones, paliar el dolor y erradicar molestias derivadas de estas enfermedades.

Esta vez nos centraremos en la presentación de una serie de alimentos ricos en este compuesto natural del cuerpo, sin llegar a producir los mismos resultados que las inyecciones subcutáneas o cremas enriquecidas, la alimentación nos ayudará a complementar la ingesta diaria de ácido hialurónico para mantener los tejidos bien hidratados con una óptima flexibilidad y movimiento de las articulaciones.

Como sabemos, la capacidad del cuerpo para producir naturalmente esta sustancia disminuye con los años. Por lo que después de los 35-40 años, deberíamos complementar nuestra dieta rica en ácido hialurónico, ya que el cuerpo no produce ni el 50 % de la cantidad necesaria para restaurar las deficiencias.

Dieta rica en ácido hialurónico: la gelatina

Se trata de un alimento muy común que encontramos en cualquier supermercado y que generalmente es el favorito de los niños. La gelatina tiene una alta concentración de ácido hialurónico. Si la consumimos diariamente mejoraremos la producción y la presencia de este compuesto en los tejidos y articulaciones.

El agua

Por otro lado, consumir al menos 2 litros de agua al día ayudará a que nuestro cuerpo se deshaga de las toxinas y, además, es esencial para mantener la hidratación de la piel. Es recomendable beber aunque no se tenga sed, ya sea en verano o en invierno.

Carnes y pescados

La carne blanca como el pollo, el pavo o el pato también contienen una alta concentración de ácido hialurónico. Pero también en colágeno, lo que aumenta el efecto beneficioso sobre nuestras articulaciones. Además, la carne roja como la carne de ternera, es rica en vitamina A y D, con importantes funciones antioxidantes.

El salmón es otro alimento rico en ácido hialurónico. Su consumo diario promueve la producción de ácidos grasos omega 3 y la protección natural del cuerpo. Otros pescados que deberíamos incorporar a la dieta diaria serían las sardinas o el atún. Estos también son ricos en compuestos oleicos muy beneficiosos para el funcionamiento metabólico.

Verduras y legumbres

Cualquier dieta equilibrada debería incluir una dosis significativa de productos vegetales. Algunas verduras, hortalizas y legumbres tienen concentraciones significativas de ácido hialurónico. Nos referimos a las patatas, las remolachas, las espinacas y los frijoles son algunos de ellos. Estos alimentos también tienen altas concentraciones de zinc, un elemento involucrado en la producción de ácido hialurónico.

by Jordi Bolós

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *