Condromalacia Rotuliana: Qué es y cómo afrontarla

Lesión de rodilla

Seguro que en algún momento de tus entrenamientos y/o eventos deportivos has sentido molestias en la rodilla, ya bien sea en un movimiento suave o brusco. Pues bien, este es uno de los síntomas que se siente frente al diagnóstico de la condromalacia rotuliana.

Este tipo de enfermedad, puede generarse a partir de una lesión de la rótula y la articulación del fémur al mover la rodilla, correspondiente a una que esté dañada.

No obstante, en este artículo es vamos a explicar en qué consiste la condromalacia rotuliana, y cómo puedes afrontarla en el caso de sufrir este tipo de lesión en tus articulaciones.

Condromalacia Rotuliana: Por definición

La descripción de la condromalacia rotuliana, también conocida como  condromalacia patelar o condritis rotuliana se basa en ser una patología diagnosticada de la degeneración progresiva del cartílago existente entre el fémur y la rótula.

Esta enfermedad provoca malestar y dolor sordo alrededor y la parte anterior de la rótula. Definiendo diferentes tipos de grados y agravamientos de la enfermedad, desde el más leve al más extremo.

Este tipo de síntomas y lesiones lo suelen padecer jugadores de baloncesto, vóley o fútbol, así como ciclistas, deportistas especializados en karate, tenistas, o los amantes del running, en definitiva, aquellos que juegan en posiciones en qué las rodillas sufren y deben de realizar esfuerzos duros e y de un alto desgaste.

Pero… ¿Cuáles son los síntomas y las causas de sufrir condromalacia rotuliana?

Síntomas, causas y tratamiento

Como venimos diciendo en los puntos anteriores, la condromalacia rotuliana es una patología que afecta a las rodillas, pero….  ¿A qué es debida?

Las causas

Pues bien, existen muchas y posibles causas que están relacionadas con esta enfermedad, además de que esta es una lesión multifactorial que afectan a su desarrollo. Estas son algunas de las causas:

  • Sobrepeso u obesidad. La sobre carga del peso en las rodillas puede sufrir un degaste afectando y derivando a la enfermedad.
  • Factores genéticos y naturales. El paso de la edad, o bien si algún familiar a podido sufrir de ello hacen que el grado de predicción a sufrir la enfermedad sea mayor. 
  • Traumatismos y otro tipo de alteraciones ergonómicas. Este tipo de sucesos afectan en las posturas y/o alineaciones de los mecanismos relacionadas con las partes corporales y relacionadas en las rodillas, ya bien sea en musculatura, o la pronación del pie, entre otros ejemplos.
  • Práctica de deportes de impacto. Otro de los causantes, y quizá uno de los más populares entre quién sufren condromalacia, son los esfuerzos y daños producidos por el impacto (indirecto) por la práctica de deportes como puede ser el running, o los juegos que requieren un alto rendimiento y esfuerzos físico
  • Uso de calzado inapropiado. Saber qué tipo de producto te estás calzando, así como la calidad de los mismos, y la adecuación a cada situación, harán que sea más o menos arriesgado para sufrir este tipo de patología.
  • Artritis reumatoide. Esta es otra de las grandes causas por quién padece la condromalacia rotuliana, también la sufrirá. Debido a la afectación directa de las articulaciones por ambas, hace que entre ellas se retroalimenten como tal.

condromalacia zona

Los síntomas

Pero… ¿En qué momento deberías de sopesar que sufres condromalacia rotuliana? Bien, estas son algunos de los síntomas que hacen que comencemos a sospechar, cuidar y evitar que esta enfermedad se reproduzca y poder convertirla en reversible, o si bien no, paliarla.

  • Dolor articular. Este es uno de los factores en los que se siente algún problema de degeneración o de función articular, además de la inflamación.
  • Sensación de inestabilidad y pequeños defectos de las rodillas en su uso. Esto se ve claramente reflejando en el impedimento a realizar acciones físicas tales como subir escaleras, montar en bici, correr o cualquier otra actividad relacionada con el movimiento brusco y continuo de las rodillas.
  • Sensación de fricción al extender la rodilla. El dolor se manifiesta en la parte delantera de la rodilla, o bien con el chasquido y pequeña dolencia punzante en el movimiento de la rodilla y el recorrido flexo-extensivo.

Naturalmente, no todos los patrones deben de incluir todas ellas, puesto que cada cuerpo, y caso, es un mundo.

El tratamiento

Como hemos comentado, existen varios grados a esta enfermedad, y por consiguiente múltiples formas de afrontar y paliar la Condromalacia rotuliana.

Es por ello  que estos son algunos de los tratamientos que se pueden llevar a cabo para que si bien no es eliminarla, se centrará en frenar la progresión de la patología.

Tratamiento fisioterapéutico

Este tipo de tratamiento se basarán en la observación postural, ergonomía y la pisada, así como de los miembros y simétrica de las articulaciones. La radiofrecuencia, osteopatía, los estiramientos o el refuerzo de la musculatura son alguna de las soluciones.

Infiltraciones con ácido hialurónico

Este se trata de inyectar, periódicamente, el componente ácido hialurónico para dar más viscosidad, y aliviar el dolor de las rodillas, evitando el roce de los huesos implicados.

Pérdida de peso

Uno de los factores claves para reducir los síntomas de la condromalacia rotuliana es mantenerse en  los valores adecuados del IMC (Índice de Masa Corporal)  para cada una de las personas y su constitución corporal.

Tratamiento farmacológico

Glucosamina y condrotín sulfato son componentes de la matriz del cartílago, pero aun así faltan componentes básicos que han demostrado su eficacia en el tratamiento de la condromalacia y que he ido descubriendo poco a poco.

Tratamiento de potenciación de la musculatura

Para asegurar una buena sujeción y que la funcionalidad de la rodilla sea la perfecta, hay que alinear y soportar la rótula correctamente, pero ¿Cómo? Dotar a las piernas de una musculatura fuerte y potente por lo que deberemos llevar a cabo un plan de ejercicios para este fin.

condromalacia

En definitiva, existen muchos factores, causas y tratamientos para que una enfermedad como la condromalacia rotuliana sea más bien un pequeño escoyo en tu vida rutinaria, pudiendo convertirse en una patología reversible, que no un problema para tu día a día.

by Jordi Bolós

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *